¿Quiéres trabajar en Second Life?

julio 6, 2007


Una de las cosas de las que sin duda se habla últimamente (si lo limitado de mi tiempo me lo permitiese me gustaría escribir más de esto), es de Second Life. Esa “segunda vida” cada vez se adentra en más planos; el del trabajo, por supuesto no podía faltar.

Randstad ha abierto una ofician para personas que quieren trabajar…”dentro” de SL.

No sé si encontrarán a alguien, pero desde luego saldrán en los medios.

Hace tiempo ya que estoy dándole vueltas a lo de abrir una oficina de recruiting en SL, pero para conseguir consultores para la First Life!.

¿alguna sugerencia? (prometo voler a escribir sobre esto)


Consultoría 2.0

marzo 12, 2007

De repente todo es “2.0”: la web, la política, el periodismo…hasta este blog resulta que es 2.0 (pero por la versión, no por nada más!). Pero si hay algo que realmente es 2.0 es la Consultoría en nuestro días.

Se ha producido un cambio que justifica sin duda el pasar a una nueva versión: la Consultoría 1.0 es difícilmente mantenible. Las causas del cambio, son, como en todo lo 2.0, las personas. Que nadie se confunda: la revolución de la llamada web 2.0 no es lo tecnológico, es lo social.

En la consultoría la actualización de versión se debe (en gran medida sino completamente), a un cambio cultural de la sociedad. El prestigio de la “firma”, la vida alrededor del despacho, las jornadas infinitas como símbolo de compromiso… ya no motiva, ya no se lleva. Hay que evolucionar, cambiar el chip, mudar de traje. Los colores grises han dejado sitio a todos los demás, chillones o pastel según la empresa.

La figura de señor feudal que algunos antiguos socios mantenían ya no se puede mantener más. La escalera de mando por la que todos querían medrar se ha oxidado, el crecer ha través de la misma ha dejado de ser motivación.

Hay que ofrecer a las nuevas generaciones nuevas recetas: riegos y retos para los más aguerridos (“No Risk, No Fun”), pero también respeto a la vida personal para el resto… el buen trabajo entendido como el trabajo realizado en forma y horario, la conciliación en la media que esta sea compatible con la consultoría (debería de serlo, al menos, más que en los “tiempos feudales”).

Por supuesto, todo esto aplica a empresas con una cultura corporativa y unos valores (no se lo crean ustedes si no quieren, pero yo trabajo en un sitio que tenemos de eso!). Para el resto, para las empresas de “programador al kilo” carentes de identidad, cultura o nada que se les parezca….nada habrá cambiado. Lamentablemente en España esto puede ser al caso más extendido