Tenía que pasar (Tiembla ciudadano 1.0!)

octubre 22, 2007

Resulta algo claro un peligro de la red y la Web 2.0 para la vida privada de las personas: que una persona termine por exponerse más de lo recomendable haciendo imposible con el tiempo salir de la vida pública; que se enganche a hacer de su vida un culebrón mediátio por Inernet y sus fans terminen por reclamarlo como suyo, persiguiéndolo por la calle o acuchillándolo si intenta volver a la privacidad…

 

La cuestión es, que hoy en día, con todas las herramientas y servicios que nos brinda la Web 2.0 podemos proyectar nuestra vida en digital: nuestro álbum de fotos en flickr, nuestras ideas y pensamientos en un blog, qué estamos haciendo en todo momento en un twitter, donde estamos mediante dopplr, nuestra carrera profesional en LinkedIn y nuestro perfil personal en Facebook, lo que escuchamos en Last.fm, nuestros vídeos favoritos en YouTube, etc, etc … Y si queremos borrar todo nuestro rastro, siempre habrá alguna caché que guarde algún resto… Los arqueólogos del siglo XX buscaban fósiles en las rocas, los del siglo XXX los buscarán en la red.

 

Con todo este panorama no es difícil construirse una vida falsa en formato digital, fingir ser otra persona; construir toda una historia personal y profesional que podemos consolidar consiguiendo contactos en redes sociales. Terminaríamos haciendo amigos en Facebook, con los que hablaríamos a través de mensajería instantánea, que podrían llegar a querer compartir su trabajo o su vida con una persona que no existe (en el mundo analógico).

 

Pero todavía podemos ser más retorcidos: podemos construir una vida falsa….de una persona que sí existe. Ese jefe, amigo, ex, vecino….del que conocemos los suficientes detalles para continuar escribiéndolos…e inventándolos en la red. Terminaremos haciéndole nuevos amigos en la red, añadiendo sus amigos del mundo real a “su” red social digital, desarrollando la personalidad que no tiene en un blog, redefiniendo sus gustos musicales..quizás destrozando su vida..

Álguien suplanta la identidad de la directora de la Biblioteca Nacional en twitter…y El País cae en el engaño. Días más tarde, descubre el engaño y rectifica (¿dónde está el contraste periodístico de la información?). Es sólo el ejemplo más simple; podemos llegar tan lejos como tiempo tarden es descubrirnos..

 

No me cabe la menor duda que la resolución de estos problemas es un reto que en un futuro no muy lejano habrá que abordar. Una identidad digital, que quizás resuelva un “DNI 2.0”. En breve la ley exigirá que cualquier propietario de un móvil esté perfectamente identificado; y lo mismo sucederá cualquier acceso a la red. ¿Qué pasará con los cybercafés o las redes abiertas? Tendremos que entrar con nuestro DNI 2.0 y no hacerlo será delito.

También tenemos, claro, oportunidad en el otro extremo: la venta de faltas (¿falsas?, “alternativas”, “virtuales”) personalidades: el kit “pijo rico”, “friki alternativo”, “ejecutivo agresivo”….por un módico precio y además personalizable….Eso sí que es segunda vida! (quizás el Second Life evolucione así).

En fin, temblad ciudadanos 1.0…..

Anuncios

Oh, santo cielo…(una vez hubo aquí un blog)…

junio 29, 2006

…y ahora ya no hay nada. Se fue. Murió. Y sin copia de seguridad. Alguien se olvidó de renovar el hosting y todo se ha perdido….

Nunca valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Que cierto es. Aquello había sido un vehículo fenomenal para plasmar alguna idea. Y sobre todo, además de las ideas, contenía comentarios de la gente a las ideas, alguno muy valioso, otro muy gracioso.

Aquello era eso. Esto pretende volver a serlo. Puede que tirando de alguna obsoleta copia de seguridad y de la caché de Google podamos recuperar algún post; los comentarios me temo que no. :-(

Pensemos en positivo. Al menos, nos hemos librado del spam…

Y recordad: actualizad vuestros agregadores!!!